Entradas y salidas del trabajo, capitulo 1

Imagino que todos los que trabajamos en este «mundo» hemos hablado alguna vez sobre escribir un libro contando las … llamemoslo anecdotas, mentiras, putadas que nos han pasado a lo largo de la vida. Para los nuevos, esto no es facil, pero se puede. Voy a probar a contar algunas cosas, no se si seguiré o simplemente se quedara en este post. Dependera del tiempo y de las ganas. Porque mierda por soltar hay mucho, eso os lo puedo asegurar.

Tampoco vayais a creeros a pies juntillas todo lo que salga de aqui, digamos que será un 80% veridico + 10% de exageración y otro 10% de mala ostia.

Asi que … hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana y despues de muchos años de «deja el ordenador que te vas a dejar los ojos», «deja el ordenador y haz algo productivo», llega el momento de buscar un trabajo.

Ventipocos años, 0 experiencia (salvo echar propaganda y unas semanas en una cadena de montaje «empaquetando revistas»). Finales de los 90 (digo esto, porque buscar trabajo en esa epoca era una tarea … manual).

En esos años, comprabas «El pais» los domingos, y venia un suplemento (de color salmon) con ofertas de trabajo. Manos a la obra … seleccione 2. Me habia hecho unos curriculums (de lo mas triste, todo hay que decirlo). Unos sellos, unas cartas y a esperar (como ahora).

Como a los 10 dias o asi, llaman al telefono y me citan para una entrevista (la primera de mi vida). Hora y media de tren (es lo que tiene ser pobre y vivir en el extraradio) me planto en un sitio, que tenia una pinta de lo mas raro (creo recordar que por la zona de ventas, en un local enano que tenia pinta de «algo no demasiado normal»).

El caso es que llego alli, y me pongo a hablar con un tipo que me cuenta de que va la cosa. Por lo visto, ya no habia nada libre relacionado con «la informatica» (si, aun no lo habian cambiado a IT), y solo quedaban puestos de «comercial». Asi que la cosa no cuajó.

Un par de dias despues, llaman «del otro sitio» y me citan otra vez en Madrid (otra hora y media de tren (mas la vuelta)). Esta vez en una oficina de la calle alcalá, bastante gente sentada esperando (casi todos mas mayores que yo). Nos meten en una sala, y sin contarnos nada nos ponen a hacer unos tests (nada relacionado con lo nuestro, mas bien un test de aptitud). Años despues, la primera vez que vi «Men in Black», no pude evitar partirme el culo.

Despues de aquel examen, nos dijeron que … ya nos llamarian.

Y unos dias despues, llamaron … me volvieron a citar un viernes por la mañana. Vuelvo a la misma oficina (en ese momento mis padres ya andaban algo moscas, muchos viajes a madrid (que me tenian que pagar ellos), despues de tantos años, sigo pensando que se imaginaban que salia de fiesta o me iba a patinar … en vez de estar buscando trabajo).

El caso es que esa vez, si hablamos algo mas. Recuerdo que el tipo me preguntó, casi sin venir a cuento si seria capaz de modificar el registro de windows (windows 3.0, para mas señas). Cosa que habia hecho mil veces, algunas con exito, otras con menos exito.

Y un inciso … para los nuevos. En una epoca sin internet, todo lo que se podia aprender era a base de revistas (la biblioteca municipal de mi pueblo aun no tenia ni un puñetero libro tecnico). En esas revistas solian poner muchos trucos del estilo de … «cambia la pantalla de inicio de tu windows». Lo recuerdo porque … me lo cargue varias veces, y al final le puse una pantalla con una imagen de la estrella de la muerte. Y gracias a esa edición de registro … imagino que pase a la siguiente ronda.

Debí de caerles bien, porque ese mismo dia me llevaron (menos mal, porque solo tenia pasta para el billete de vuelta) a otra entrevista, con el que seria mi primer jefe. Con el si hablamos de cosas algo mas tecnicas. Despues de un rato me dijeron que vale … que me pasara por alli el lunes a las 9.

Y todo esto sin hablar de contrato, ni de sueldo … ni de ostias … (unos dias despues, cuando ya llevaba como 10 trabajando me dieron las noticias, contrato hasta fin de obra, 74.000 pesetas al mes). Ya tenia trabajo … :).

Un comentario en «Entradas y salidas del trabajo, capitulo 1»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.